miércoles, 7 de abril de 2010

CNM DENUNCIA A JUEZA DEL CUSCO NELLY YABAR VILLAGARCIA.


 
¿Conoce alguno de Uds. a esta Jueza? Yo no la conozco en persona, tampoco conozco a Edwin Bejar Rojas, a cuyo favor la magistrada declaró, en primera instancia, fundada una demanda de Amparo contra el CNM por haberlo excluido de un concurso público para el nombramiento de magistrados el año 2009 alegando una discapacidad visual, de manera que ya no le permitieron continuar en el concurso.

A ver la historia es esta: “(…) El 16 de julio de 2009 el ciudadano Edwin Romel Béjar Rojas ingresó una demanda de amparo al Tercer Juzgado Civil de Cusco, ante la amenaza de no dejarlo participar en el examen escrito como postulante al cargo de Fiscal Adjunto Provincial del Pool de Fiscales en el marco de la Convocatoria Nº 02-2009-CNM – Macro Región Sur, que el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) había convocado para cubrir las plazas vacantes de Jueces Especializados y Mixtos, Jueces de Paz Letrado, Fiscales Adjuntos Superiores, Fiscales Provinciales y Fiscales Adjuntos Provinciales. En ese momento Nelly Yábar Villagarcía aún no estaba al frente del Tercer Juzgado Civil del Cusco.


Cuando el postulante Edwin Romel Béjar Rojas presentó sus documentos para inscribirse en el concurso, no ocultó su ceguera, la declaró y fue declarado apto para el rendir el examen. Conocida la fecha para el examen escrito, que debía llevarse a cabo en Cusco, este postulante solicitó al CNM se le brindasen las facilidades técnicas con las que era posible rendir su examen. Conocido el pedido de parte, esta entidad constitucionalmente autónoma tomó la decisión de excluirlo del proceso de selección. Éste fue el motivo de la demanda de amparo de Edwin Romel Béjar Rojas, cuyo objeto inicial fue la amenaza de exclusión que luego se tornó en violación de los derechos constitucionales a la igualdad ante la ley, a no ser discriminado por ser persona con discapacidad, de acceso al trabajo y a un debido proceso.


Luego de los actos procesales correspondientes, el proceso quedó para dictar sentencia. En este momento Nelly Yábar Villagarcía ya estaba a cargo del Tercer Juzgado Civil del Cusco y debía dictarla. La misma, fue emitida el 6 de noviembre de 2009 declarando fundada la demanda de amparo interpuesta por Edwin Romel Béjar Rojas contra el CNM, declarando nulo el acuerdo de excluirlo del examen y ordenado, básicamente, lo siguiente: “que sin paralizar la secuencia del proceso de selección, se le tome un examen escrito al demandante (de similar grado de complejidad al tomado y con las facilidades técnicas para tal efecto de acuerdo a su condición de invidente) y conforme sea el resultado de éste incorporar al demandante al indicado proceso de selección en el estado en que se encuentre y si acaso ya se hubiese fijado la fecha de entrevistas se le brinde también la posibilidad de ser entrevistado, previa la calificación de su hoja de vida”.


El 12 de enero de 2010, el CNM luego de conocer la sentencia, ingresó una queja ante la OCMA contra la Juez Nelly Yábar Villagarcía diciendo: “(…) ha emitido sentencia, materia de esta queja, sin merituar los argumentos presentados por nuestra parte, contrariando con su accionar la normatividad legal vigente por lo tanto exhibiendo una conducta contraria al deber de todo magistrado de resolver con sujeción a un debido proceso al no aplicar debidamente la ley, y emitir sentencia sin una debida motivación”; y además, que “(…) ha resuelto en clara contravención de la Constitución Política el Perú, que le otorga a mi representada la condición de Órgano constitucional Autónomo, que únicamente se rige por la Constitución y su Ley Orgánica, y es así como sin una debida motivación, sin pronunciarse sobre los argumentos presentados por nuestra parte, e ingresando al fondo de la decisión tomada por el Consejo Nacional de la Magistratura, vulnera la Constitución Política del Perú (artículo 142, 150, 154 inc 1), la Ley Orgánica del Consejo Nacional de la Magistratura (artículo 2), Ley de la Carrera Judicial y la jurisprudencia vinculante del Tribunal Constitucional (Exp. N° 10237-2006-PA/TC, Exp. N° 1800-2008-PA/TC)…”.


El CNM apeló la indicada sentencia y la Primera Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Cusco integrada por los Jueces Superiores señores Wilber Bustamante Del Castillo, Miriam Helly Pinares Silva y Vicente Pinedo Coa, confrontando los argumentos de la apelación del CNM frente a la sentencia de la Juez Nelly Yábar Villagarcía, confirmó la sentencia con la Resolución del 5 de febrero de 2010 (…)" . (Fernando Murillo Flores relata esta historia que ha sido tomada de acá: http://www.justiciaviva.org.pe/blog/)

Ahora bien, al margen de tomar partido o no respecto a la pretensión de Bejar Rojas (en Derecho todo es relativo y todo es discutible, eso hace interesante a esta ciencia, esa es una de las razones por las que me apasiona el Derecho), este caso nos permite extraer las conclusiones siguientes:

a) Varios pronunciamientos paradigmáticos de la judicatura nacional se han dado en lo que el centralismo limeño peyorativamente le denomina “provincias”; recuérdese la Sentencia sobre violación sexual dictada por jueces de Arequipa que, haciendo uso del Control Difuso Constitucional, inaplicaron el Inc. 3 del Art. 173 del Código Penal.

b) La Sentencia de la Jueza Yabar Villagarcía va a ser un hito en los anales judiciales, por varias razones (obviamente por disponer que un invidente participe, sin discriminación alguna, en un concurso convocado por el CNM), entre ellas por tener la valentía tan igual de grande como los monumentos arqueológicos del  Cusco, pues hay que tener los pantalones (en este caso las faldas) bien puestos para tener que declarar fundada una demanda precisamente contra el organismo del cual depende la estabilidad laboral de los magistrados: el todopoderoso CNM; estoy seguro que mucho Jueces, que les interesa mas su estabilidad laboral y económica, frente a esta pretensión tan sui generis, habrían optado por el facilismo “que decida la Sala” o “que decida el Tribunal Constitucional” o “para que nos complicamos la vida”, lavándose las manos como hizo Pilatos.

c) La valiente actitud de la Jueza Yabar Villagarcía debe llamar a reflexión a los magistrados nacionales y recordar que ellos están sometidos a la Constitución en primer lugar y a las leyes en segundo lugar, a nadie más, pues para declarar fundada la demanda de Bejar Rojas la Jueza Yabar Villagarcía ha preferido los postulados y principios constitucionales antes que los preceptos legales que regulan el concurso convocado por el CNM, sin importar que una de las partes era un pez grande.

d) Resulta muy peligroso y a la vez ridículo, por decir lo menos, creo que es más ridículo que peligroso, que los magistrados sean objetos de quejas o denuncias por sus decisiones jurisdiccionales, cuando existe una instancia revisora que va a re examinar ese pronunciamiento, ya que si existen errores indudablemente que se va enmendar la plana. La pluralidad de las instancias es una garantía constitucional. Sólo se valen de las quejas aquellas personas que realmente ignoran el derecho. No sólo es muy indignante, de hecho que es rídiculo también, que el CNM, a través de su Procurador, haya interpuesto una queja o haya denunciada a la Jueza Yabar Villagarcía, sino que evidencia que su defensa la ha encargado a un rábula que tal parece desconoce los mecanismos procesales.

e) ¿Debemos entender que al haber presentado, el CNM, esta queja antes de que el proceso sea visto por el órgano revisor era una advertencia para los Jueces de Segunda instancia que iban a correr la misma suerte de no resolver el caso de acuerdo a sus intereses? Si fuera ese su oscuro designio el tiro les salió por la culata, pues no contaban que los magistrados que resolvieron en definitiva también eran valientes, excepto el timorato Juez Dueñas Niño de Guzmán que ha emitido un voto en discordia.

¿Se imaginan Uds. una entrevista del CNM en que el postulante sea desaprobado por afirmar que el Juez se debe a la Constitución y las Leyes? El mundo esta al revés.

Ojo, señores del CNM no queda otra alternativa que cumplir con el mandato judicial, si porque cuando el proceso de Amparo es favorable a la persona que ha demandado una violación o amenaza de un derecho constitucional ya no cabe el Recurso de Agravio Constitucional, es Cosa Juzgada.

MAS INFORMACION:
http://blog.dhperu.org/?p=6797

http://www.justiciaviva.org.pe/blog/

CREDITOS:
La imagen ha sido tomada de acá.

1 comentario:

Anónimo dijo...

SI CONOZCO A ESTA JUEZA , UNA JUEZ MUY DISPLICENTE Y QUE CREO YA DEBERIA DESCANSAR , AHORA DESEMPEÑA SUS FUNCIONES EN SICUANI Y SU LABOR DA MUCHO QUE DESEAR, SERA QUE COMO HUMANA TIENE DERECHO A EQUIVOCARSE ESO ES CIERTO PERO CUANDO YA SE EQUIVOCA JODIDAMENTE CREO QUE HAY QUE PENSAR DOS VECES ANTES DE DECIR QUE ES UNA BUEN A JUEZ, SABEN PARA MI ES OTRA MAS DEL MONTON.